Simulacros creativos: Cómo ser productivos en épocas de calma

brief_creativo.jpg

Por: Lucía Medín/ Creative Project Manager

Complementando épocas de muchos proyectos y estrés existen épocas más calmadas en las que las bandejas de entrada del email no echan humo.

No podemos evitar tener épocas con menos carga de trabajo en las que parece que somos menos productivos y sentimos que no se avanza mucho a lo largo del día.

Para estos momentos, te aconsejamos romper la rutina del equipo y prepararte para la tempestad después de la calma.

Lo más útil y disruptor es hacer un simulacro de proyecto para ganar algunos conceptos creativos nuevos y entrenar al equipo en cuanto a búsquedas. Además de generar contenidos útiles para el futuro también servirá para descubrir nuevas acciones que normalmente no se proponen por falta de tiempo.

En un simulacro de proyecto hay que...

  • Desarrollar un brief y elegir una fecha ficticia de entrega del proyecto de no más de 4 días y dividir el trabajo entre los miembros del grupo. Si quieres hacerlo un poco más interesante, asigna el desarrollo de las acciones y la estrategia al azar o a perfiles que normalmente no desempeñen esas funciones. A la vez que se cambian las rutinas de trabajo de los diferentes perfiles, se pueden descubrir nuevas facetas de cada uno y formar al equipo en los diferentes departamentos de la agencia.

  • Añádele algo de dificultad y fija un presupuesto muy alto o muy bajo para fomentar más la creatividad y el poder de la búsqueda.

  • Un punto extra puede ser “prohibir” la repetición de acciones o de materiales utilizados en otros proyectos. Al mismo tiempo que aumentas el catálogo de acciones de la agencia se podrán encontrar nuevos materiales y acciones que se podrán llevar a la realidad fuera del simulacro.

  • A la hora de presentar el simulacro, intentad buscar nuevas formas de impresionar a los clientes como la utilización de nuevas plataforma con presentaciones más dinámicas.

Los simulacros de proyectos nos pueden ayudar a renovar el workflow de la empresa, ayudan a que surjan nuevos métodos que nos ayuden a ser más eficientes, renuevan las bases de datos de la agencia y hacen ganar tiempo a la hora de presentar un “proyecto de última hora” en pocos días.