8 de Marzo: el feminismo y el marketing

 
8-de-marzo-dia-de-la-mujer-marketing

Por: Lucía Medín

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora; es uno de los días más señalados en el calendario y también uno de los días que levanta más polémicas por desinformación, mala comunicación, intolerancia y argumentos que se colocan a favor y en contra.

Es un día que nos hace recordar cómo las mujeres a lo largo de la historia se han esforzado titánicamente trabajando, estudiando, investigando y creando con menos derechos, por menos dinero, con menos seguridad y sobre todo, con mucha menos visibilidad que sus compañeros.

También se ha convertido en uno de los días señalados en los calendarios de los equipos de marketing de muchas empresas. Una casilla marcada a la que le preceden acciones con assets femeninos relevantes, creación de contenido de visibilidad y también lanzamientos de campañas que se alimenten y fomenten el empoderamiento de las mujeres.

Nos encontramos ante una situación complicada, por una parte nos sentimos inspiradas e inspirados por los mensajes, los videos y las campañas que ensalzan la figura de la mujer en todos los niveles. Y en la otra parte, nos damos cuenta de que muchas marcas se suben al carro del feminismo y de la reivindicación. Aprovechan la estela de repercusión e importancia del movimiento. Muchas empresas generan las campañas de marketing más espectaculares por ganar unos cuantos K’s de más en sus cuentas de Instagram, aumentar el volumen de compra o aprovechar para lavar una imagen anticuada de la empresa.

Pues sí, es cierto. Las agencias de marketing y comunicación aprovechamos los días señalados para hacer campañas y lo mejor de todo es que funcionan, tienen repercusión y se obtienen los mejores resultados. Las campañas que tienen contenido que empodera a las mujeres, que muestra cambios y también aquellas que instan a los hombres unirse, tienen más repercusión que el resto. Muchas empresas quieren lavar imagen y muchas lo lograrán, siempre y cuando estas campañas se complementen con un cambio en el pensamiento y en las dinámicas de la empresa; lo que están haciendo es ayudando a generar un cambio social. Todas esas campañas son vistas por muchísimos tipos de segmentos de público, se viralizan, salen en telediarios, se comparten y después escribimos artículos sobre ellos. Un simple anuncio de dos mujeres que se apoyan, una mujer sentada en un despacho con pose poderosa, un hombre poniendo una lavadora o un niño ayudando en casa o comprando una muñeca nos impacta. Nos hace movernos y pensar “pues es verdad, debería pensar de forma diferente”, “debería de mejorar las opciones de conciliación”, “debería de pensar en perfiles femeninos para todo tipo de trabajos”, “debería de dejar de sorprenderme cuando una mujer hace algo extraordinario” porque somos iguales, con el mismo cerebro y con la misma capacidad de acción. Porque por muy pequeño que sea, cada paso, cada acción y cada cambio cuenta y nos permite estar un poco más cerca de la igualdad.

Muchas marcas empezaron hace muchos años a hacer campañas de la igualdad y provocaron cambios de los que ahora nos sentimos orgullosos. Os dejamos con algunas de ellas y con otras más recientes que nos inspiran.

Dream Crazier de Nike: Con esta campaña nos damos cuenta de que hechos como que una mujer corriera una maratón hace décadas era impensable. Cuando una mujer decidió participar en una, se la tachó de loca y ahora gracias a un loca, el deporte femenino inspira a adultos, niñas y niños de todo el mundo.

Barbie de Mattel: Un claro ejemplo de cómo las marcas pueden cambiar y pasar de tener una imagen de sexualización de la mujer, a inspirar a niños y niñas de todo el mundo para convertirse en todo lo que quieran imaginar.

Like a Girl (Como Niña) de Always: Dentro de nuestras cultura y nuestro lenguaje tenemos ciertas expresiones ofensivas que tomamos como normales. Esta campaña nos enseña que las expresiones que usamos, cuando somos pequeños, no tienen sentido y que para los adultos deberían de perder su significado.

We Believe: The Best Men Can Be de Gillette: Los hombres juegan un papel muy importante dentro del cambio, tienen que adoptar nuevas posiciones, nuevos roles y romper con ciertas tradiciones para hacer del mundo un sitio más igualitario.

Así que, no pasa nada, podemos pensar que grandes campañas se hacen porque se suman a la causa superfluamente,  pero al final, podemos concluir que estas acciones también suman al movimiento, a un cambio en el pensamiento y conciencia masiva por la equidad de género.

www.evoluzionagroup.com