¿Cómo superar el síndrome postvacacional y generar la motivación en nuestros equipos de trabajo?

como-superar-sindrome-postvacacional
 

Por Laura de los Santos

Unas vacaciones son como el amor: anticipadas con amor, experimentadas con incomodidad y recordadas con nostalgia” (Autor desconocido),  la frase está llena de verdad al experimentar el síndrome postvacacional que produce una sensación de tristeza, apatía, falta de energía o motivación al incorporarnos a nuestro trabajo o rutina diaria tras acabar el periodo de descanso.

Esta sensación se reconoce como un trastorno adaptativo, se sufre similar al estrés cuando al final de un período de vacaciones se ve con dificultad para volver a al día a día de la rutina laboral.

Un 37% de los trabajadores en España sufre o sufrirá síndrome postvacacional. La cifra supone  4 puntos porcentuales más que el año anterior, cuando se situaba en el 33%.

Los datos corresponden a una encuesta realizada a 1.000 personas en España por Adecco, líder mundial en gestión de recursos humanos.

¿Qué se puede hacer al respecto para facilitar la vuelta al trabajo y mantener la motivación?

Para superar las molestias derivadas de una mala adaptación al cambio de vida que supone el regreso de las vacaciones, se pueden seguir las siguientes recomendaciones y de esta forma incrementar el engagement de nuestros colaboradores hacia la compañía:

  • Poco a poco: Iniciar de forma gradual con la carga de trabajo e intentar, en la medida de lo posible, asignar aquellas tareas que sean más sencillas y gratas.

  • Cambios en la oficina: A veces, con pequeños detalles que no conllevan una gran inversión, muchas empresas aprovechan las vacaciones para reorganizar el espacio de trabajo. Basta con pequeños detalles, como colocar plantas, cambiar cuadros, un cesto con fruta fresca, un kit de bienvenida... De esta forma los trabajadores no tendrán la sensación de volver a la misma rutina que dejaron atrás antes de las vacaciones y valorarán de forma positiva que la empresa haya pensado en mejorar el lugar de trabajo.

  • Reforzar la integración al equipo: Acciones de teambuilding que generen una reintegración al entorno laboral como un paso para conseguir las metas y el trabajo en equipo.

  • Desconectar para conectar: Acciones de wellness corporativo para reincorporarse a la rutina: por ejemplo dinámicas de meditación,  que planteen momentos de desconexión que generen una mejor concentración y aceptación de la rutina.

En cuanto a la duración, los casos más leves reflejan dificultades durante 2 o 3 días. Sin embargo, es habitual que los síntomas se alarguen hasta las dos semanas, así que a tomar acción y ser facilitadores de este periodo para nuestro equipo.

www.evoluzionagroup.com

Fuentes: EFE/Adecco